Convocatoria de sacerdotes superó todas las expectativas

Arzobispo Gregory M. Aymond    ¿Cómo podría poner en palabras lo que ocurrió recientemente en la convocatoria de los sacerdotes?
    Es difícil expresar en palabras. Fue una experiencia muy poderosa, y salí sintiéndome abrumado. Continúo profundamente agradecido por el espíritu increíble de apoyo y cooperación que mis hermanos sacerdotes han extendido a mí personalmente en mi papel como arzobispo. Esos tres días congregados, me ayudó a llegar a una apreciación aún más profunda de nuestros sacerdotes individualmente y de nuestro ministerio compartido. Somos muy bendecidos en nuestra arquidiócesis al tener sacerdotes que son hombres de Dios, generosos, buenos líderes y funcionarios de nuestro pueblo. Durante la convocatoria nos dimos cuenta de que en muchas formas compartimos la misma visión y valor por Cristo y su iglesia. Con la ayuda de Dios, también pudimos identificar algunas áreas en donde  podemos crecer. Esto fue posible debido al extraordinario espíritu de apertura y confianza que los sacerdotes exhibieron en nuestros tres días juntos.
    ¿La convocatoria fue todo lo que había esperado?
    Fue mucho más allá de mis expectativas. En primer lugar, tuvimos cerca de 200 sacerdotes asistentes: aproximadamente 150 sacerdotes diocesanos y 50 sacerdotes de la orden religiosa. Ese elevado número de por sí, es elocuente. En primer lugar, mostró que realmente existe una necesidad de fraternidad entre ellos y cultivar la unidad. En segundo lugar, mostró que tienen el deseo de conocerse mejor entre ellos y trabajar de una mejor forma todos juntos. La presencia de los religiosos en nuestra arquidiócesis es muy importante para cumplir con el ministerio de Cristo. Somos muy dependientes de los sacerdotes religiosos y por los carismas que traen a nuestra Arquidiócesis. Hay una relación muy positiva entre los sacerdotes diocesanos y los sacerdotes religiosos. Estoy más convencido que nunca que la moral entre nuestros sacerdotes es muy positiva, y tenemos un profundo respeto y reconocimiento mutuo.
    Los resultados de la encuesta mostraron que los sacerdotes sienten  que hay un estrecho vínculo entre ellos y usted. ¿Qué tan edificante es eso para usted, y cómo espera construir sobre eso, sabiendo que habrá decisiones difíciles que tiene que hacer en el futuro?
    Estoy muy agradecido por el apoyo que ellos han seguido dándome. Estoy seguro que en el camino habrá momentos cuando individuos puedan estar en desacuerdo con una decisión o una postura que hago, pero siempre y cuando podamos seguir hablando honestamente y reconocer nuestras diferencias, creo que el respeto continuo y la colaboración son posibles. No necesariamente estamos llamados siempre a estar de acuerdo uno con el otro, pero es importante que seguimos teniendo una apertura para hablar y a estar en desacuerdo respetuosamente.
    ¿Cuáles son los próximos pasos en este proceso? ¿Compilará todos los comentarios y luego avanzará con algunos planes concretos?
    Hay algunas cosas inmediatas en las que deseo trabajar. Necesito un poco de tiempo para revisar mis notas, pero lo que es más importante, me parece que es que los sacerdotes estaban pidiendo que esto sea un evento anual. Esa es la información que he recibido hasta ahora. Además, hay algunas cosas específicas que necesitan más discusión entre nosotros como hermanos sacerdotes y quiero enumerar esos asuntos y encontrar la forma en que podemos continuar el diálogo. También creo que la convocatoria me confirmó que los sacerdotes desean y están listos para un sínodo arquidiocesana dentro de un par de años. Tenemos algunas bases en las que tenemos que trabajar, pero me he comprometido a celebrar un sínodo. Sólo quiero reiterar lo agradecido que estoy con nuestros sacerdotes por destinar este tiempo sagrado para estar juntos y cultivar nuestra unidad. Les prometo que continuaré orando diariamente para que pueda mantener la confianza que ellos han depositado en mí, y que más se adquieran la mente y al corazón de Cristo que es el pastor que me ha llamado.
    Si tienen alguna pregunta para Arzobispo Aymond, la pueden enviar a This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. .