Jesús envía los setenta gente

14 Domingo
Tiempo Ordinario
Julio 3, 2016
Lc. 10: 1-20

Los 4 equipos de evangelización


Jesús tenía mas ministros y grupos evangelizadores, que los doce.

“Jesús fue recorriendo ciudades y pueblos proclamando la Buena noticia del reino de Dios. Lo acompañaban los doce y algunas mujeres que había sanado de espíritus inmundos y de enfermedades que los atendían con sus bienes” (Lc .8:1-3).

El primer grupo fue el de “los doce.” Sobre ellos se funda la Iglesia.

El segundo grupo evangelizador es el de las mujeres que acompañan a Jesús y sus discípulos, y los apoyan con sus bienes.

En la lectura de hoy, Jesús esta instituyendo un tercer  grupo. El de los 70 apóstoles, a quienes San Beda identifica  como la institución del ministerio  sacerdotal.

Asi pues el ministerio evangelizador queda formado por 3 equipos que salen al campo: l os apóstoles, las mujeres y los sacerdotes.

Un cuarto ministerio
Hay un cuarto grupo de gentes extremadamente importantes para el éxito de la misión: aquellos que reciben a los evangelizadores y les dan el apoyo material que necesitan. Jesús envía, y ellos reciben. Jesús les confía su palabra a sus discípulos, y confía sus discípulos al cuidado de los oyentes de la palabra. Si ellos los rechazan, rechazan al mismo Jesús.

Cuando Jesús describe el método de evangelización, no solo menciona la parte pasiva de la gente que es evangelizada, sino también su participación de diversas maneras: recibiendo  lo que los evangelizadores les ofrecen, y dándole a ellos lo que ellos necesitan.
 
Este es el cuarto ministerio evangelizador instituido por el Señor en este pasaje evangélico.

He aquí algunas de sus características:
➤ Ellos dan la bienvenida a l os evangelizadores en sus pueblos y en sus casas. Los predicadores tienen que depender tanto del equipamiento que les da el Señor, como de la aceptación de la gente. Ellos proveen un cuarto donde quedarse y una mesa donde comer.
➤ Aquella casa y aquella familia reciben una bendición y el don de la paz: “A cualquier casa que entre, primero bendíganla. Y si una persona digna de la paz vive allí, la paz se quedara con esa persona y  también con su familia. Esta familia también recibirá la sanación de sus enfermos.
➤ Y Satanás será expulsado der ese pueblo, de esa familia y de los que viven en esa casa.
➤ Ellos comparten el ministerio apostólico atendiendo a las necesidades físicas del apóstol “porque el trabajador es digno de su salario”. Ellos están pagando su salario.
➤ Si ellos escuchan a los apóstoles, escuchan al mismo Jesús. Si ellos reciben al apóstoles, están recibiendo a Jesús  en sus vidas personales, en su familia y en su pueblo.
➤ Y ellos son los que hacen que la misión tenga éxito.  Cada sacerdote y laico dedicados a la evangelización, pueden dar testimonios maravillosos sobre esto.
➤ “Pero para que nadie diga, Yo estoy gastando mi propiedad preparando una mesa para extraños, primero les ofrece el don de la paz, que  no puede ser comparado con nada, para que te des cuanta de que recibes mucho mas de lo que das” (Crisostomo)

¿Cual fue el resultado de esta misión? Fue grandioso, positivo tanto para Jesús como para la gente del pueblo.

Catholic World News

WLAE.com
Loyola-Sharpen Ad
Daughters of Charity
Dorignacs 1