Las mujeres y la salvación

12 Tiempo Ordinario
Junio 19, 2016
Lc. 9: 18-24
Jesús, Pedro y las mujeres

San Lucas nos da un relato abreviado de la Confesión de Pedro, a diferencia de san Mateo que nos describe con detalle como sobre Pedro  Cristo va a edificar su iglesia.

San Mateo nos revela el plan de Dios para su iglesia a través del llamado y equipamiento espiritual de San Pedro.

San Lucas, nos presenta el plan de Dios a través del ministerio de María y de las muchas mujeres que como ella, se hicieron disponibles a Dios.

Nosotros aceptamos, y nos gozamos en la acción de Dios en ambos personajes. No oponemos a un personaje contra el otro. No usamos ese método de usar pasajes bíblicos sobre un tema o una persona, para oscurecer otros temas y otras personas. Los aceptamos todos.

Asi por ejemplo en el Evangelio de Lucas encontramos dos énfasis que le son propios: papel de María y de la mujer en el ministerio de Jesús, y los caminos de salvación mediante el manejo de los bienes materiales.

El Evangelio de Lucas se abre con el pasaje mas intimo y espiritual de toda la Biblia, que es el misterio de la anunciación a María.

A partir de aquí aparece una cantidad importante de mujeres en el ministerio de nuestra salvación: las primeras profetas del Nuevo Testamento son mujeres; el equipo logístico de mujeres que preparaban y sostenían la predicacion de Jesús en los pueblos; ellas toman a su cargo el cuidado material del Señor y sus discípulos; la presencia profética de las viudas en los encuentros personales con Jesús; su presencia  al lado de la cruz; las primeras recipientes del anuncio de la resurrección; las que hospedan y ungen al Señor.

Y describe bellamente a la primera comunidad en espera del Espíritu Santo formada por los doce apóstoles, unas mujeres y la madre de Jesús con sus parientes “que permanecían íntimamente unidos en la oración” (Hechos 1:14).

Un segundo aspecto importante de este Evangelio es su mensaje sobre la salvación, es decir de cómo entrar en la vida eterna. Es propio de San Lucas enseñarnos en varios pasajes a como usar los bienes materiales, el dinero especialmente, para entrar en la vida eterna. Es decir como atesorar para la otra vida, como hacer amigos con el dinero injusto, y como lograr que los pobres nos abran las puertas del cielo cuando toquemos las puertas.

Finalmente, en el Evangelio de este domingo, recibimos un anuncio muy directo sobre las condiciones del discipulado.

Primero reconocer quien es Jesús, no lo que opina la gente, sino una profesión de fe directa y personal; segundo lugar una invitación a seguirlo, aceptando que este Jesús tiene que sufrir mucho, morir y resucitar. Y en tercer lugar tomar nuestra cruz cada dia.

La consecuencia es la salvación de la persona. “De que le sirve a una persona ganar el mundo entero, si pierde su alma.”

En el Nuevo Testamento, encontramos unos 21 caminos de salvación o puertas que Jesús abrió para entrar a la vida eterna.  El Evangelio de este domingo nos describe uno de esos caminos.

Catholic World News

Loyola-Sharpen Ad
Daughters of Charity
Dorignacs 1
WLAE.com