Las viudas de Naim

10 Domingo
Tiempo Ordinario
Junio 5, 2016
Lc. 7:11-17


Las viudas que movieron el corazon de Cristo

Este pasaje bíblico se lee juntamente con el pasaje de la viuda a quien  el profeta Elías le resucitó a su hijo en el Antiguo Testamento.

Hay semejanzas, en cuanto se trata de una viuda con su hijo joven.

Pero el ritual, seguido por Elías para pedir la vida de regreso al niño, es muy diferente al pequeño ritual que Jesús hace al resucitar  el hijo de la Viuda de Naim.

El contexto es también muy diferente.

Al profeta Elías la viuda le reprocha su presencia  porque piensa que Dios la está castigando por sus pecados. Y aparece la viuda sosteniendo a su hijo sobre sus rodillas. Asi como esculpirá Miguel Ángel a María sosteniendo a Cristo muerto en sus rodillas.

Un poco antes, San Lucas nos cuenta la resurrección del hijo del centurión. Es alguien muy importante. Y le pide a Jesús que ejerza su autoridad sobre la muerte.
Aquí tenemos a una mujer pobre, no pide nada, pero Jesús ejerce sobre ella su compasión.

Un milagro en donde Jesús ejerce su autoridad y otro en el cual ejerce su compasión.

El ritual de Naim es muy simple:
➤ Jesús la consuela diciéndole que no llore.
➤ Toca el ataúd.
➤ Da una orden al muerto, “Muchacho, te ordeno, levántate.”
➤ Jesús lo entrega a su madre.

Hay dos comunidades presentes:
➤ Una que sale de la ciudad, gran gentío, que es procesión de muerte.
➤ Y otra que se acerca a la ciudad, con Jesús al frente, y una gran multitud que lo sigue, que es procesión de salvación, de vida.

Rituales que preparan el misterio de Cristo
Así como en el caso de la multiplicación de los panes hay un ritual que anticipa y prepara el de la nueva pascua eucarística de Cristo. En este milagro, el ritual nos prepara hacia un nuevo misterio: la muerte de Cristo.

Cuando Jesús ve a la viuda de Naim con su hijo único, no pudo evitar el pensar el que en poco tiempo El mismo sería el hijo muerto, y su madre la viuda que lo iba a llorar. En el Evangelio, hay tres viudas que impactaron el corazón de Jesús: la de Naim, la del templo depositando dos monedas, y María al pie de la cruz.

En Naim Jesús anticipa el misterio que va a celebrar al momento de su muerte.
➤ El es el hijo que muere para darnos vida.
➤ María es la Madre a pie de la cruz, cuyo corazón ha sido traspasado por una espada.
➤ Jesús le entrega a María un nuevo hijo, en Juan, en su iglesia.
➤ María a su vez  hace entrega de su Hijo al Padre celestial.
    ➤ ¿Como no va a estar Jesús  movido de compasión, no por si mismo, sino por la madre, que va a ser la viuda  al pie de la cruz?
    ➤ Se anuncia también que en este caso habrá una resurrección del Hijo, pero no a la vida antigua como en el caso de Naim; sino a una vida  nueva, con la resurrección de Cristo.

Catholic World News

WLAE.com
Loyola-Sharpen Ad
Daughters of Charity
Dorignacs 1