Buscando una manera de proteger el Cementerio No. 1 San Luis


La arquidiócesis tiene la intención de instituir nuevas normas para los tures en el Cementerio No. 1, de San Luis, cerca del Barrio Francés, que ha tenido problemas consistentes con personas que están desfigurando o de otra manera dañando las tumbas. ¿Podría decir que lo llevó a esa decisión?
Ha sido una situación triste. La gente ha desfigurado las tumbas. La gente, a veces, quita los ladrillos de las tumbas. A veces, las personas han quitado los ladrillos para ver realmente, el interior de las tumbas. Esto no es respeto por los muertos, no es el respeto a la propiedad de otra persona, y es realmente una violación de lo que significa tener caridad y respeto por la dignidad de aquellos que se nos han ido a la muerte.
 
¿Cuale son algunos de los principales problemas?
El mayor problema es que las personas han estado escribiendo sobre las tumbas y quitando los ladrillos, especialmente alrededor de tumba de Marie Laveau, que era conocida como la dama del vudú de Nueva Orleáns. Estas acciones podrían potencialmente destruir las tumbas.
 
Usted ha pedido a los guías turístico autorizados, a que paguen una tarifa a la arquidiócesis para dar paseos en San Luis No. 1. ¿Es esa una mejor manera de controlar lo que sucede en el interior del cementerio?
Absolutamente. Quiero ser muy directo, y justo sobre esto – muchos de nuestros guías hacen trabajos excelentes, y ofrecen tours que se basan en hechos históricos sobre los cementerios y la historia de Nueva Orleáns. Algunos guías turísticos no lo son. Ellos inventan cosas que no son ciertas, y básicamente, ofrecen un enfoque de la “casa embrujada” a los turistas.

Desde que empezamos a examinar los problemas en San Luis No. 1, también descubrimos que hay personas que no tienen licencia que están dando tours. Esto presenta un problema profesional, así como un problema histórico, y le da una oportunidad más amplia para que las personas no tengan respeto por los muertos, y es su mayor prioridad la de acceder al cementerio.

Hay autobuses llenos de personas, que pasan por estos cementerios diariamente, y estamos encantados de que los visiten y respeten a los muertos. Pero cuando se va más allá de eso – con cosas como desfigurar las tumbas, o marcándolas con símbolos vudú – simplemente, no hay manera que pueda justificarse o tolerarse. Hemos dados algunas normas, que se les ha pedido a los guías turísticos a seguir, y, en general, no ha habido una respuesta muy positiva por parte de ellos.

¿Es un problema del cual se enteró cuando volvió a Nueva Orleáns en el 2009?
Yo creo que ha sido más frecuente en los últimos dos o tres años. Nuestros trabajadores del cementerio han notado un aumento en la actividad. Esto explotó cuando la tumba de Marie Laveau sufrió graves daños el año pasado. En ese caso, tanto, Rescate Nuestros Cementerios y la arquidiócesis colaboraron para asegurarse de que la tumba se pusiera de nuevo en buen estado.

¿Es esto algo chocante para usted?
Creo que de alguna manera me sorprendió esto un poco, pero cuanto más pensaba en ello, ¿Por qué iba a estar impresionado? Cuando las personas usan pistolas, y cuchillos para resolver argumentos en la calle con gente que está viva, ¿por qué habríamos de pensar que respetarían más a los muertos? Puede sonar un poco cínico, pero estamos viviendo en un increíble tiempo de falta de respeto por los demás seres humanos. Cuando realmente comencé a reflexionar sobre esto, me pregunté, ¿por qué iba a sorprenderme por esto?

¿Hay otros cementerios de la arquidiócesis que tienen problemas similares?
No creo que esté sucediendo en otros de los cementerios parroquiales que operamos, y no tengo conocimiento de que esto ocurra en otros cementerios grandes.

¿Pueden los turistas, por su cuenta, aún caminar por San Luis No. 1?
Los turistas ya no podrán entrar en San Luis No. 1 sin la compañía de un guía autorizado y registrado. Esto es con el fin de controlar mejor la situación en el cementerio, y garantizar que las personas no están haciendo cosas que no son apropiados. Las personas son bienvenidas a visitar, pero tienen que ser parte de un tour. Las personas que tienen tumbas de sus familiares en San Louis No. 1 trabajarán directamente con la oficina de los cementerios, para recibir pases y hacer los arreglos para las visitas. Los historiadores y los investigadores que realizan trabajos de investigaciones, se pondrán en contacto con la oficina de archivos y expedientes, para obtener un pase de admisión. Este mismo proceso para los historiadores e investigadores, se utiliza ahora cada vez que hacen investigación en los archivos de la arquidiócesis. Estas nuevas normas se aplican sólo en San Luis No. 1.

Vamos a ampliar las horas allí también, lo que será bueno para los guías turísticos con licencia. También vamos a poner personal de seguridad para estar más atentos a lo que está pasando. San Luis No. 1 es uno de los tesoros históricos de Nueva Orleáns. Tenemos que hacer todo lo posible para protegerlo, por respeto a los que han precedido.

Preguntas para el Arzobispo Aymond pueden enviarse a: This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Catholic World News

Wlae
Loyola
Daughters of Charity
Dorignacs 1