Oracion para pedir justicia

El Evangelio del Domingo 29 Tiempo Ordinario
“La Viuda Y El Juez Malo”


   El evangelio de Lucas hace mucho énfasis en el poder de la oración, no de una manera general, sino en tres clases de oración que son desconocidas para muchos de nosotros:
    ➤ La oración de persistencia. La oración hasta cansar a Dios. El personaje central es Dios en forma de amigo. Lc. 11:5-8 “Les aseguro que si no se levanta a darle los panes por ser su amigo, se levantará para que deje de molestarle.” Es un duelo entre amigos.
    ➤ Oración para pedir justicia. Es la parábola del juez y la viuda. Lc. 18:1-8. Ella esta pidiendo ser reivindicada frente a sus acusadores. Porque Dios es nuestro juez, también para defendernos. “Acaso no hará Dios justicia a sus elegidos, que están clamando a el día y noche?” Un juez malo y una viuda destituida.
    ➤ Oración que justifica. Es la parábola del fariseo y el publicano. ( Lc. 18:9-14)  Este es probablemente muy rico y pecador despreciado. “Os aseguro que  este regresó a su casa justificado.”
Defiende mis derechos contra mi enemigo
    Ella esta pidiendo justicia, no venganza, ni tampoco falsas demandas judiciales. Esta  reivindicación va a llegar, nos dice el Señor. Este tipo de oración se encuentra en la mayoría de los salmos.
    ➤ Puede significar reivindicación contra mis enemigos personales, contra aquellos que me han hecho sufrir injustamente, los que han dañado mi reputación, o me han causado sufrimiento físico, moral o espiritual.
    ➤ Esta reivindicación también puede significar, que llegara el día en que Dios me dará la victoria contra las tentaciones de Satanás, contra sus ataques y engaños. Satanás será encontrado culpable de cada sufrimiento  que ha causado a lo largo de mi vida, y yo seré reivindicado delante de Dios.
    ➤ Esta reivindicación finalmente significa que Dios va a declarar culpable al mundo por su persecución contra la iglesia, por su inmoralidad, por las guerras, por los abortos y por la falta de compasión por el pobre y el débil.
La oracion es su arma
    Este juez ni teme a Dios, ni teme a los hombres sin embargo ahora le tiene miedo  a una pobre mujer anciana, cuya única arma es la oración. Se tuvo que rendir ante la viuda que le importunaba. No fue a causa de piedad o bondad, sino para quitársela de encima.” (San Agustin)
    Ya no es una persona abusada. La oración es lo que le da poder, y el juez es ahora el débil. Dice San Agustin: “Gastar mucho tiempo en oración es como golpear  con persistencia y santo fervor a la puerta de aquel a quien le pedimos.  Esta tarea su lleva a cabo mas con suspiros que con palabras, mas con lagrimas que con oraciones vocales.”
    Esta es una de las 4 viudas que aparecen en el Evangelio de San Lucas, y que conmovieron el corazón de Cristo: Ana la profetisa; la viuda de Naim a la que se le muere un hijo; esta viuda frente al juez, y la viuda de Jerusalén que se compró el reino de los cielos con dos pequeñas monedas de poco valor.

Catholic World News